El toque de guitarra flamenca, ¿qué técnicas utilizan?

 In Flamenco
0

En un espectáculo, baile, cante y guitarra flamenca se enlazan en perfecta armonía ofreciendo al público flamenco en su estado más puro y auténtico. Viendo una actuación, cualquiera diría que estos tres elementos han estado juntos desde siempre, que sin uno de ellos, este arte no se entiende, pero la realidad es que no siempre ha sido así.

De hecho, en los orígenes del flamenco el cante era el único protagonista, al que posteriormente se sumó el baile y, por último, la guitarra, un instrumento que se ha convertido en un imprescindible para este arte. El toque de guitarra flamenca es diferente al de otros estilos musicales, así como su técnica y postura.

El surgimiento de los tablaos flamencos influyó mucho en la integración de este instrumento a la música flamenca. En el siglo XIX, coincidiendo con el esplendor de estos lugares, la guitarra se sumó al cante que, hasta entonces, había prescindido de cualquier acompañamiento musical. Desde entonces, estos dos elementos han evolucionado y enriquecido conjuntamente este arte andaluz.

La fusión de la guitarra con el cante flamenco culmina en el siglo XX, impulsando el auge de los espectáculos flamencos y la popularización de este arte. Con la  incorporación de este instrumento se consolida la estructura de los palos flamencos y se regulan los esquemas del cante flamenco, otorgándoles entradas y salidas con el acompañamiento melódico de la guitarra.

La guitarra flamenca

A los guitarristas flamencos se les conoce como ‘tocaores’. Tanto en el instrumento, como en la técnica y la postura del toque flamenco se aprecian diferencias si los comparamos con otros estilos, como por ejemplo, la guitarra clásica. Si nos fijamos en los intérpretes, las diferencias saltan a la vista. Pensemos en la postura que adquieren unos y otros. El tocaor flamenco cruza las piernas y apoya la guitarra sobre su pierna más elevada, colocando el mástil de la guitarra casi horizontal al suelo.

tecnica del toque de guitarra flamencaLa guitarra flamenca también es ligeramente diferente a la clásica. Es más ligera, su caja más estrecha y de menor sonoridad para no eclipsar la voz del cantaor. Además, suele ser de madera de ciprés, con el mango en cedro, la tapa en abeto y el clavijero de metal.

Las técnicas del toque flamenco

Y la técnica del tocaor de flamenco es también distinta y con características propias de este arte. En el toque flamenco es característico el empleo del dedo pulgar, que los tocaores suelen apoyar sobre la tapa armónica de la guitarra, mientras que el dedo índice y el medio descansa sobre la cuerda superior a la que estén tocando. De este modo, se consigue una mayor sonoridad y potencia en la interpretación.

El dedo medio, también lo apoyan en el golpeador de la guitarra, para poder conseguir mayor precisión y fuerza al pulsar la cuerda. El golpeador es también un elemento que se utiliza como percusión, algo que le otorga gran fuerza a la interpretación flamenca.

El picado, la alzapúa, el trémolo y el rasgueo son las técnicas más utilizadas por estos artistas, otorgándole un sello de identidad a este género artístico. ¿Cómo son?

Picado: es una de las técnicas más estudiadas por los guitarristas flamencos. Consiste en alternar los dedo índice y medio para la ejecución de escalas a gran velocidad. En su origen consistía en frases cortas para cerrar algunos compases, pero con el tiempo muchos tocaores fueron creando pasajes de mayor duración. Guitarristas como Paco de Lucía o Gerardo Núñez sirven de referencia en la ejecución del picado.

Rasgueado: es la técnica por excelencia del toque flamenco. Se trata de percusiones sobre varias cuerdas con uno o varios dedos de la mano derecha, mientras que la izquierda se marca el acorde deseado, creando diferentes sonidos rítmicos. En el rasgueo hay mucha variedad. Unos se utilizan para acompañar al cante y otros al baile, que suelen tener más volumen y fuerza para apoyar al bailaor o bailaora.

En ocasiones se ejecuta unido al golpeo, que consiste en percutir sobre la caja con, generalmente, el dedo medio debajo de las cuerdas. Es frecuente en casi todos los estilos, pero fundamentalmente en bulerías, soleá, alegrías, rumbas, tangos o tientos.

Alzapúa: consiste en pulsar hacia abajo con el pulgar la cuerda para inmediatamente volver a pulsarla hacia arriba con la uña, haciendo de esta forma tiempo y contratiempo. Serranito o Vicente Amigo son guitarristas con alzapúa prodigioso.

Trémolo: el trémolo flamenco es especialmente atractivo para el oyente. Es la repetición rápida de la misma nota y se emplea para momentos de tensión emocional y lirismo. El más utilizado mantiene una melodía con el pulgar mientras acciona una cuerda con cuatro golpes en esta secuencia: pulgar, índice, anular, medio, índice. Algunos guitarristas han desarrollado formas de trémolo con muchas más notas, técnica que ejecuta magistralmente Manolo Sanlúcar en sus rondeñas «Oración» y «Elegía a Ramón Sijé».

Sin duda, estas técnicas no son las únicas que emplean los guitarristas flamencos actuales, aunque sí son las más utilizadas en el toque.

En el Tablao Flamenco El Palacio Andaluz se celebra diariamente un espectáculo que es único en Andalucía por el número de artistas que suben al escenario cada noche. Un show flamenco donde no falta el cante, el baile y, por supuesto, la guitarra. Disfruta del toque flamenco en nuestro tablao. Si visitas Sevilla, ¡no puedes perderte a nuestros tocaores en directo!

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

Origen del flamenco en Andalucía

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar