Expresiones típicas del flamenco

 In Flamenco
0

El flamenco es un arte muy rico, fruto de las influencias culturales que ha recibido desde sus orígenes hasta nuestros días. Como ocurre con otras expresiones artísticas, este género tiene también un argot específico, expresiones típicas del flamenco que hacen referencia a lances del cante, el baile o la interpretación de la música o a los sentimientos que se exteriorizan a través de estos. 

Pero además, muchas de estas “frases hechas” se usan para hacer alusión a maneras, actitudes o gestos que nada o poco tienen que ver con el arte flamenco. Si tienes interés en saber un poquito más sobre el mundo del flamenco y sus expresiones, te invitamos a que leas este artículo en el que hacemos una recopilación de algunas de las frases flamencas más usadas, explicando el significado y origen de las mismas. 

Expresiones flamencas para saber de flamenco

Comencemos por algunas de las expresiones que sí hacen alusión directa al arte flamenco, a momentos del baile, el cante o la música

Cuando se hace referencia al “cuadro flamenco”, no pienses en una pintura en la que aparecen, por ejemplo, bailaores o cantaores en ella. Nada que ver. Es la expresión que se utiliza para hacer referencia al elenco de artistas que participa en una actuación flamenca. Generalmente, cantaor o cantaora; guitarrista; y bailaor o bailaora, pero también se pueden sumar palmeros, el cajón u otros instrumentos que intervengan en el espectáculo. 

Expresiones como ‘sigue el compás’, ‘no pierdas el compás’ ‘tocar al compás’ o ‘qué bien llevas el compás’ son también del argot flamenco. El compás flamenco  juega un papel determinante en el baile, el cante y la guitarra y, por tanto, en la expresividad de los artistas. Es el patrón rítmico o la métrica sobre la que se realizan los palos, lo que ayuda a diferenciarlos porque es el modo que se tiene para medir el tiempo cada uno.

Las palmas en el flamenco acompañan el ritmo en el cante, el baile o la guitarra flamenca

Para entenderlo mejor, recurramos a un ejemplo práctico. Digamos que es una especie de latido, un pulso constante que origina un ritmo en nuestro interior que nos impulsa a seguirlo instintivamente con los pies, las palmas o el movimiento del cuerpo.  Así que ir “a compás” es mantener el ritmo del estilo correspondiente y, digamos, hacerlo bien.

“Arrancarse por bulerías” o “arráncate por sevillanas”, son también locuciones muy propias del flamenco, que suelen utilizarse para hacer referencia a comenzar un palo flamenco. Pongamos un ejemplo. Estás en una fiesta flamenca y alguien te dice, “venga, arráncate”, ¿qué tienes que hacer? Salir a bailar o ponerte a cantar. Así de fácil. Porque los artistas flamencos, más que comenzar o empezar a… ellos se “arrancan a bailar, a cantar o a tocar”.

Otra expresión típica y asociada al flamenco es la de “duende”, una relación con este arte que se debe a la creación lírica de Federico García Lorca, quien en la Conferencia: “Juego y Teoría del duende”, expuso que en relación a las manifestaciones del cantaor El Lebrijano.

 «Los días que yo canto con duende no hay quien pueda conmigo»; la vieja bailarina gitana La Malena exclamó un día oyendo tocar a Brailowsky un fragmento de Bach: «¡Ole! ¡Eso tiene duende!», y estuvo aburrida con Gluck y con Brahms y con Darius Milhaud. Y Manuel Torres, el hombre de mayor cultura en la sangre que he conocido, dijo, escuchando al propio Falla su Nocturno del Generalife, esta espléndida frase: «Todo lo que tiene sonidos negros tiene duende». 

Por tanto, el ‘duende flamenco’ es ese don especial que poseen algunas artistas vinculados con este arte andaluz. Entonces cuando se dice que “esa persona tiene duende”, ¿a qué se hace referencia? En este caso, lo que se expresa es el carisma que tiene esa persona para el baile, el cante, el toque o para el cajón. Es una expresión que hace referencia al arte que aflora de manera natural durante una actuación, es ese talento innato que tienen algunas personas y que roza la perfección.

Expresiones flamencas, más allá del arte flamenco

Como hemos adelantado, existen también una  serie de frases que aunque aludan al flamenco su significado no está directamente relacionado con el arte, es decir, no hace referencia directa al flamenco en sí. Lo vemos en los siguientes ejemplos.

En el pasado, aludir a lo flamenco era hacer referencia a un gesto, comportamiento, una pose o hasta una manera de ver o expresar las cosas y con relación a Andalucía. Con el tiempo, este tipo de alusiones se extendieron y aplicaron a lo artístico si tenía origen andaluz, otorgándoles un sello de identidad a expresiones del tipo “qué estilo flamenco tiene”; “qué flamenco viste”; “qué flamenco habla” o “qué gestos más flamencos tiene”. Frases, que siguen utilizándose hoy en día. 

Flamenco dancer in Seville“Esa persona es muy flamenca”. Seguro que has escuchado en más de una ocasión esta expresión, ¿verdad? Esta locución no quiere decir que “esa persona” a la que nos referimos tenga una vinculación profesional con el flamenco o que sea un experta de este arte.

Aunque en ciertos contextos sí que pueda hacer alusión a la característica artística, habitualmente es una frase que se usa con otro significado, tal y como te contamos a continuación. 

Para entender lo que realmente quiere decir esta expresión  hay que remontarse unos siglos atrás, a los tiempos en los que reinaba Carlos III, época en la que los términos flamenco y gitano estaban desprestigiados. Los flamencos eran soldados procedentes de Flandes, quienes tenían una actitud altanera y valerosa, fama que compartían con los gitanos. De ahí que la la expresión “esa persona es muy flamenca” , se utilice para subrayar una actitud chulesca, retadora o descarada de la misma. 

Otra expresión típica del flamenco y muy similar a esta, y que seguro has escuchado en más de una ocasión, es la de “ponerse flamenco”, que también hace referencia a tomar cierta postura o actitud, generalmente con una connotación negativa. Por ejemplo, cuando alguien tiene ganas de pelea, suele decirse que se está poniendo flamenco”, una expresión que no significa precisamente que esté a punto de empezar a cantar o bailar. 

También se recurre a frases del tipo “¡qué flamenca está!” cuando alguien se viste de flamenca o utiliza algún complemento típico de este arte, como por ejemplo una flor en el pelo, y aunque “se ponga flamenca” no tiene por qué saber cantar o bailar. Con este tipo de locuciones se alude más al porte alegre que tiene la persona, que a su condición artística, sobre todo, cuando nos referimos a alguien que no tiene vinculación profesional con el flamenco. 

Como puedes comprobar, el flamenco es un arte muy vivo y rico en todos los sentidos. Además de estas expresiones, cuenta con términos propios que definen los palos flamencos y otros elementos, otorgándoles un sello diferenciador a esta expresión artística.

Artículos recomendados

Escribe tu comentario

0

Start typing and press Enter to search

El vinculo con Sevilla y el flamenco se mantiene vivoEl lenguaje no verbal del flamenco refuerza la interpretación de los artistas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar