Origen de la Feria de Abril de Sevilla

La Feria de Abril de Sevilla, ¿cuál es su origen?

La Feria de Abril de Sevilla ya está aquí. Días para cantar, bailar, reir y disfrutar del color y la alegría que caracteriza a la fiesta más popular de esta ciudad, una fiesta que atrae cada año a miles de visitantes ávidos de diversión.

Más de mil casetas dan vida al recinto ferial de Los Remedios, un lugar que se convierte en punto de encuentro de familiares, amigos y turistas dispuestos a disfrutar a tope de esta semana de feria.

real de la feria de abril de sevillaPero la Feria de Abril de Sevilla no fue siempre como hoy la conocemos. Tuvo otro fin y otra ubicación. De exposición para la compra-venta de ganado que reunía comerciantes en el Prado de San Sebastián, ha pasado a ser un evento anual para el mero jolgorio.

Un festejo que ha trascendido fronteras convirtiéndose en una de las ferias más conocidas del mundo. ¿Te apetece saber cómo fue el origen y evolución de esta fiesta? Vamos a ello.

El origen de la Feria de Abril de Sevilla

Un huracán. Así como lo lees. Un huracán dejó asolada la ciudad en 1842. A raíz de esta catástrofe natural y el efecto que tuvo en el ánimo de los sevillanos, los concejales José María Ybarra (vasco) y Narciso Bonaplata (catalán) propusieron recuperar las ferias de Sevilla, que tenían lugar en abril y septiembre, y cuyo permiso de celebración otorgó por primera vez Alfonso X El Sabio en 1254.

La propuesta salió adelante y en 1846 se organizó una feria de tres días pensada para la exposición y compra-venta de ganado. Un año después, esta reunión de naturaleza mercantil se repetía en el Prado de San Sebastián con el beneplácito de la Reina Isabel II.

El éxito que año tras año fue cosechando la Feria de Sevilla, la convirtió en uno de los mayores eventos del año en la ciudad y comenzó a llamar la atención de visitantes de otros rincones del país.

El ambiente que se generaba, al que acompañaba el cante y baile de los sevillanos y sevillanas, provocó que la afluencia de público fuera cada vez mayor, lo que obligó a cambiar la ubicación para poder responder a la demanda y ampliar el aforo.

Fue en 1973, cuando la Feria de Abril de Sevilla llegó al actual recinto del barrio de Los Remedios. Un evento que ha cruzado las fronteras y donde la gastronomía, el baile y la música se han convertido en los pilares fundamentales de la fiesta.

El vestido de flamenca en la Feria de Abril de Sevilla

vestido de flamenca Otro de los atractivos de la feria son los coloridos vestidos de flamenca que se lucen las sevillanas durante estos días. ¿Cómo y por qué se hizo tradicional este atuendo para ir a la feria?

Las mujeres de los tratantes de ganado, muchas de etnia gitana, acudían a la feria con sus trajes de faena, algunos con volantes y delantal.

He aquí el origen del vestido de flamenca o de gitana, que se convirtió en tradicional para acudir a la feria a partir de 1929, gracias también a la profesionalización del flamenco, que tomó este atuendo como propio.

La propuesta de diversión y el ambiente folclórico invade cada año el Real de la Feria de Abril de Sevilla, un ferial con varias calles repletas de casetas adornadas con farolillos y detalles de estilo andaluz, donde se come, se baila y se canta y el flamenco adquiere un papel principal. Una cita que atrae a miles de turistas de todo el mundo dispuestos a disfrutar de este ambiente festivo.

Si visitas Sevilla durante estos días y, además de la feria quieres ver un show flamenco único, ten en cuenta la propuesta de nuestro tablao flamenco El Palacio Andaluz, dónde podrás disfrutar de un espectáculo único mientras cenas y, además, visitar nuestro espacio expositivo donde tenemos una recreación de una caseta sevillana. Contamos con descuentos especiales para reservas online. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *