tablao flamenco en sevilla

¿Qué palos flamencos se interpretan en el espectáculo de nochevieja?

Cena, espectáculo flamenco y fiesta con música en vivo hasta que el cuerpo aguante. Esta es la propuesta que hacemos desde El Palacio Andaluz para que pases una nochevieja en Sevilla diferente, una noche con mucho arte y diversión. ¿Te apuntas?

Si te preguntas de qué palos flamencos puedes disfrutar en el espectáculo que tenemos preparado para la Gala Especial Fin de Año, presta atención de lo que te vamos a contar a continuación.

Se trata de una actuación de flamenco puro y tradicional, que lleva la rúbrica de Emilio Ramírez ‘El Duende’, bailaor principal, coreógrafo y director artístico en este tablao andaluz. El espectáculo está interpretado por un gran elenco de bailaores, guitarristas, cantaores y palmeros que dan vida a una función única.

Los palos flamencos del espectáculo

El espectáculo está pensado para que el público disfrute de lo más destacado y representativo de este arte, por lo que se hace un recorrido por diferentes palos flamencos. ¿Quieres conocer lo más característico y llamativo de cada uno? Allá vamos.

La soleá tiene hasta diecisiete variedades. Su tempo lento permite lucirse a la “bailaora” que puede realizar movimientos muy femeninos con las manos, el cuerpo y las caderas, además del famoso taconeo que tanto gusta al espectador.

Las alegrías de Cádiz es un palo flamenco que pertenece al grupo de las cantiñas (cantes de la ciudad gaditana por excelencia). Esta modalidad al parecer deriva de la jota navarro-aragonesa, de ahí que muchas de las letras están dirigidas a la Virgen del Pilar, el río Ebro y Navarra.

Por su melodía, las alegrías son de carácter festivo e incitan al baile. Son parecidas a la soleá, pero con un ritmo algo más rápido. Aquí es donde escucharemos el famoso tiriti tran tran

Otro palo flamenco es el taranto, que tiene origen en Almería. Desciende de la taranta, pero a diferencia de ésta tiene un compás que permite bailar. Nació a principios del siglo XIX y se considera el cante por excelencia de las minas almerienses. Se ha ido fusionando con otros estilos de cante murciano, jiennense o malagueño. Se considera que Pedro ‘El Morato’ fue la primera persona en cantar el taranto y Carmen Amaya, la primera que lo bailó.

Por su parte, las guajiras son originarias de América y se versionaron al cante andaluz. Este palo flamenco es una adaptación al melos flamenco del punto cubano, una serie de cantos llamados guajiros que se cultivan e las zonas rurales de la isla de Cuba. Es por este motivo, por el que la temática que encontramos en las letras suelen hacer referencia a Cuba, sobre todo a la Habana, a sus comidas, sus calles… Entre sus intérpretes más destacados se encuentran Enrique Morente o El Niño de la Huerta, entre otros.

La farruca es uno de los palos flamencos más recientes. Surge en el folclore del Norte de España y se introdujo en Andalucía de la mano de los mozos que iban a trabajar como temporeros, taberneros o freidores de pescado. Posteriormente,  erían adaptadas por músicos andaluces.

La caña, por su parte, es quizá el modelo flamenco más importante. Hay diversidad de opiniones sobre el origen de la caña. Algunos aseguran que proviene de una antiquísima canción andaluza y otros la relacionan con la soleá o con la toná. Curro DulceSilverio y Antonio Chacón son los cantaores que mejor han logrado captar su esencia. Sin embargo, sería Chacón quien la dulcificara y la dotara de su rítmica ideal.

Por último, hablamos de las seguiriyas, que junto a la soleá y la bulería forman la columna vertebral del flamenco. Se originaron principalmente entre Sevilla y Cádiz. En este caso, podemos nombrar a las seguiriyas de varias formas debido a la enriqueza del andaluz (sigueriya, siguiriya, o seguidilla).

Este palo es el típico cante hondo con letras trágicas que reflejan el sufrimiento de las relaciones humanas, el amor y la muerte. Sin embargo, a pesar de sus letras doloridas, este palo flamenco permite disfrutar de un momento ameno y alegre. Numerosos cantaores nos deleitan con la interpretación de las seguiriyas, entre los que cabe destacar  a Manuel Molina o Antonio Chacón.

Estos son algunos de los palos flamencos que forman parte del espectáculo de nochevieja. Hay experiencias que no deben contarnos, ¡que hay que vivirlas! Es el caso de la Gala Especial Fin de Año que celebramos en El Palacio Andaluz para el próximo 31 de diciembre. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *