Duende flamenco

El embrujo del “duende flamenco”

Ver a un público entregado, emocionado, embebido ante lo que tiene justo en frente es algo natural en los espectáculos de flamenco. ¿Por qué? Porque el flamenco tiene duende.

La fuerza expresiva del arte flamenco viene expresada a través del cante, la música y la danza que se unen para generar un entorno mágico, sin igual, que deja emocionado a su espectador.

La grandilocuencia artística y altivez de los bailaores de flamenco, fascina. Cuando observamos la mirada intensa y la actitud desafiante en la manera de desplazarse por el espacio escénico de un bailar o cantaor, nuestra mirada se focaliza y siente. Todo lo que envuelve al flamenco evoca un halo de magia y fomenta el misterio de un duende que, aparece y detiene el tiempo. Pues sí, el flamenco es pura magia para los sentidos. Colores, giros de pies y de voz, taconeos, palmas sentidas, expresiones profundas, arte.

Muchos son los que han intentado imitar el arte de este arte milenario y sin embargo es algo que se lleva dentro, que te mueve y mueve a tu alrededor. Por ello, no sólo hay que ser virtuoso en la técnica para expresar el poder de los instrumentos, también hay que tener en la sangre la herencia ancestral del arte flamenco, una pasión intrínseca.

La palabra poderío, conecta de manera entrañable con el ente flamenco en movimiento con la tierra: las voces y los cuerpos que lo componen conforman una expresión apasionada y de desenfreno de los instintos. La conexión natural del hombre con el universo. El dramatismo es parte esencial de la danza flamenca, también es lenguaje. La tensión dramática es intrínseca al movimiento, a la música y al cante, pero sobre todo al silencio que envuelve al cuerpo del bailaor y el cantaor desafiante.

El flamenco es quizá una de las expresiones dancísticas de mayor complejidad, que no nació per se para la escena, sino que surgió como manifestación festiva cotidiana de una comunidad que, a partir de estos rituales, religa y afianza la alianza del duende en los núcleos sociales y culturales.

En el Palacio Andaluz encontrarás un ambiente que embruja y la magia del flamenco en pleno esplendor. Ven y disfruta de nuestro tablao flamenco en Sevilla y junto con un almuerzo o cena inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *